Categoría | Rincón del Coach

De 3 en 3: DEFENSA CLOSE OUT

 

Hablemos de defensa. Siempre he defendido que cualquier sistema defensivo puede ser bueno. Digo puede, porque, a diferencia del ataque, la defensa es el

El trabajo técnico de la defensa es básico en todas las categorías (foto: JRiberalern)

máximo exponente del juego en equipo. En un momento dado, cuando atacamos, podemos tener la suerte de contar con algún jugador que, por su técnica, talento o porque esté “on fire”, nos haga salir airosos de las diferentes defensas que nos encontramos. En defensa, en cambio, no basta la única acción de uno de los cinco jugadores en pista para salir airoso de las diferentes defensas que hagamos en un partido. La participación de los cinco jugadores, trabajemos la defensa que trabajemos, es fundamental. Siempre digo que podremos atacar bien o mal, pero solo hay una manera de defender: haciéndolo bien. No valen excusas, no vale que uno de los cinco no esté concentrado. Si uno falla, falla toda la defensa.

Evidentemente, saber transmitir el concepto defensivo genérico que queramos trabajar no es fácil. Pero una vez sabemos qué equipo tenemos y qué sistemas defensivos pueden ser eficientes, hay que empezar a desgranar nuestra defensa en pequeñas porciones y ofrecérselas a los jugadores para dotarlos de los conceptos básicos que serán el eje fundamental de nuestro sistema defensivo.
¿Defendemos en zona? ¿Cuál? ¿Qué opciones de salida de contraataque nos proporciona? ¿Cómo colocamos a los jugadores? En cambio, ¿defendemos en individual? ¿Negando bloqueos? ¿Haciendo cambio en cada acción de bloqueo? ¿Trabajamos el flash y recuperación? Muchas son las preguntas que se nos pueden ocurrir, y muchos los sistemas defensivos que podemos utilizar, y dentro de cada uno de ellos, tendremos luego multitud de maneras para dar forma a “nuestra” defensa.
Un concepto que funciona muy bien para dar a conocer a nuestros jugadores qué aspectos queremos trabajar y qué detalles de ellos nos interesa en la defensa es el Close Out, terminología que sirve para expresar la situación de ayuda hacia el hombre con balón. Dicho de otro modo, cómo llegamos y en qué posición a la defensa del jugador con balón si venimos del lado ayuda o del lado débil.
Lo más importante es mantener siempre el equilibrio (culo-cabeza). Llegar en una buena posición a nuestro hombre evitará que nos sobrepase a contrapié.
Para trabajar este concepto empezaremos con un clásico 1c1 con el hombre defensor en la línea de ayudas, y el jugador atacante cerca de la línea de tres puntos. Bien el entrenador o bien otro jugador efectúa pase al jugador atacante y éste se dispone a atacar la canasta. En el preciso momento en que el balón está yendo de jugador a jugador, empieza el meticuloso movimiento del defensor: los dos primeros tercios de la trayectoria hacia el hombre balón se harán a máxima velocidad, pero el último tercio, y esto es importantísimo y es conveniente corregirlo constantemente, debe hacerse con pisadas cortas y rápidas, avanzando hasta quedar cara a cara con el defensor. Obviamente hay que llegar con una posición flexionada pero cómoda para poder rectificar los movimientos que pueda hacer el hombre-balón.
El segundo paso es la posición frente a nuestro atacante: una de las manos debe colocarse hacia arriba, para evitar un tiro cómodo o rápido del atacante. La otra, pendiente del bote que pueda efectuar, pero, y muy importante, ATACANDO constantemente el balón con el objetivo de que el atacante no esté cómodo y tenga ciertas dificultades para ver qué hacen sus jugadores.
A partir de ahí, defender en la posición de pies que requiera nuestra defensa colectiva. Por ejemplo, si queremos evitar penetraciones por el centro, defenderemos de entrada en una posición de NEGACIÓN del centro, dando “vía libre” al atacante para que gane por la línea de fondo.
Podéis ver un ejemplo de este ejercicio en este enlace.
Entiendo que sea un ejercicio simple, que casi todos deben o deberían realizar en el baloncesto formativo, pero por desgracia me he encontrado muchas ocasiones en jugadores de edad sénior que no habían trabajado anteriormente estos conceptos tan simples, como pueden ser el desplazamiento al hombre balón o la posición de pies y manos defendiendo ya al hombre balón.
Insisto que en el baloncesto formativo, en muchas ocasiones, debemos resignarnos y obviar esos 5c5 con que muchos terminan sus entrenamientos. Antes de un cinco contra cinco, ¿por qué no un tres contra tres, en que haya más participación ofensiva de los diferentes jugadores y donde sea más fácil corregir los conceptos defensivos?
Sin duda es algo en lo que hay que insistir más, a mi humilde modo de ver.

P. Pastor

 

Inscripcions obertes!

Basketvalles presenta

SEGUEIX-NOS A FACEBOOK

SEGUEIX-NOS A TWITTER

Anuncia’t a BasketValles

  • Anuncia't a BasketValles

BASKETVALLES a YouTube

  • Accedeix al nostre canal de vídeos

Seccions destacades

  • Vols recordar el millor 3x3 d'aquest Nadal?
  • Cine baloncestístico de primera
  • Basketball & Rock and Roll!

El millor bàsquet de formació de l’estat

Archivos