Tag Archive | "dribling"

Ejercicios dinámicos para el minibasket, por Q.Gómez


Quim Gómez (Sabadell, 1984) es uno de los fundadores de BasketValles.com y entrenador de equipos de formación en Sferic Terrassa, Sabadell Bàsquet, CB Castellar y CN Sabadell, con el que lleva muchos años vinculado desde la escuela de basket a equipos preferentes. Además ha sido seleccionador masculino de la Universitat de Barcelona con el que consiguió un campeonato de Catalunya y medalla de bronze de España en sendos campeonatos universitarios.

Hay que tener claros dos elementos antes de comenzar la planificación o trabajo con un equipo en edad de minibasket: por un lado debemos dotar a los jugadores de una base técnica que les permita seguir jugando en categorías más elevadas, por otro lado es la etapa en la que debemos fomentar su amor por este deporte y para ello es necesario que eliminemos buena parte de los ejercicios de técnica analítica con filas (en las que los niños se aburren y tienden a adquirir comportamientos negativos para la dinámica de trabajo del grupo) y los substituyamos por ejercicios en los que el movimiento y el ritmo sean prioritarios. Así pues, y aunque no siempre se aprecie nuestra labor, tenemos una gran responsabilidad. Por otro lado hay que crear situaciones para que los jugadores desarrollen aspectos técnicos de manera natural efectuando correcciones escuetas solo cuando sea imprescindible evitando la sobreprotección técnica del jugador (“poner la venda antes de que surja la herida”), es decir, corrigiéndolo antes de que efectúe el error ya que de esta manera se interrumpe el proceso natural de aprendizaje: ERROR-CORRECCIÓN-EVOLUCIÓN. Solo de esta manera los niños comienzan a adquirir conciencia y comienzan a diferenciar entre lo válido y lo incorrecto.

Os propongo algunos ejercicios dinámicos clásicos pero con ciertas variantes que he ido utilizando con buenos resultados al largo del tiempo y en los que priman el movimiento, el ritmo, y en los que se prioriza la percepción del espacio y el tiempo, conceptos clave para la buena instrucción del jugador. La ventaja de estos juegos o ejercicios es que los jugadores se divierten, trabajan y adquieren conciencia por sí mismos sin darse cuenta prácticamente de la evolución que van experimentando. Asimismo estos ejercicios pueden aplicarse con jugadores de mayor edad de manera que nos puede servir para evaluar el estado de su técnica, su percepción y así detectar sus carencias.

1. “Todos contra todos”

Todos los jugadores con balón trabajan dentro de la línea de 6.25 (se pueden aumentar o reducir los espacios en función del nivel o la cantidad de jugadores) para robar los balones de los compañeros sin perder el suyo propio. Los jugadores que pierdan el balón deben realizar un tiro (o cualquier gesto técnico) en el aro contrario para luego volver a trabajar. En este ejercicio, además de trabajar el bote de protección trabajamos también la percepción del espacio. Para incrementar la carga de este trabajo podemos añadir más variantes que hagan este juego más atractivo y que podemos intercalar mientras los niños juegan a robar de manera que los obligamos a estar en constante tensión:

A)       Numerar las esquinas (A-B-C-D) para que cuando el entrenador las avise en  voz alta todos los jugadores se desplacen lo más rápido posible a éstas (se puede penalizar a los últimos en llegar con algún gesto técnico o “premio”)

B)       Gritar un número para que los jugadores se asocien lo más rápido posible en el número de personas que ha mencionado su entrenador. Los perdedores son aquellos que se quedan sin grupo o en un número de gente que no coincide con el que ha mencionado el entrenador.

VARIANTES

  • Botar solo con una mano
  • Golpear el culo o las rodillas en lugar de ir a robar el balón (picar el culo evita que los jugadores tiendan a jugar de espaldas para proteger el balón)

REFLEXIONES

  • Ir a robar el balón = mejora
  • Que no me quiten el balón = estancamiento. Buscar el balón para mejorar.

2. “Cruzar el río”

Todos los jugadores con balón se distribuyen a ambos lados de la media pista y se preparan para arrancar. A la señal del entrenador corren, sin dejar de botar, hacia el lado contrario con el objetivo de llegar lo antes posible, como obstáculo se encontrarán a otro grupo de jugadores que corre en la dirección opuesta y a los que deberán evitar. Los últimos clasificados, en lugar de seguir compitiendo de banda a banda como el resto de compañeros pasarán a desplazarse de línea de fondo a línea de media pista (ver 2º gráfico), de manera que se incrementa el tráfico de jugadores y, por tanto, cada vez es más complicado desplazarse en velocidad. El riesgo de este ejercicio es que pueden haber choques entre los jugadores si éstos no levantan la cabeza para avanzar en dribling. Vale la pena prevenirlos para que levanten la vista antes de llevarse a nadie por delante. Se puede incrementar la dificultad haciendo, por ejemplo, que cuando el entrenador emita una señal mientras los jugadores están en movimiento, éstos deban sentarse en el suelo para volverse a levantar y seguir su trayectoria a velocidad sin detener el bote.

CLAVE DEL EJERCICIO

El jugador debe acabar entendiendo que levantando la vista del suelo es la única manera de ver las cosas que están pasando en el campo. Cuando un jugador, a base de repetición, adquiere este hábito ya tenemos mucho ganado.

3. “El guardián”

Dividimos el campo en cuatro espacios bien definidos (tal y como se ve en el gráfico) y se coloca a un jugador defensor (triángulos) en cada uno de ellos. El resto de jugadores, con balón, se distribuyen por el campo con la finalidad de que los cuatro defensores no los toquen, si los atrapan van a la esquina respectiva (marcada con X) de la cual pueden salir salvados si algún compañero con balón los salva tocándoles la mano. Los guardianes, por su lado, no pueden salir de su espacio delimitado y deben estar en tensión para pillar a todos los jugadores y que, de mientras, nadie salve a los que ya han sido atrapados.

Este ejercicio reúne unas características y aporta unos estímulos que lo llevan a convertirse en un juego dinámico ideal para el trabajo de dribling, y sobretodo para el de la percepción de espacios. Puede incrementarse su dificultad reduciendo los espacios o limitando el bote sobre una de las dos manos para que los jugadores tengan que desarrollar más sus habilidades.

CONCLUSIÓN

Y es que, la clave, no reside tanto en la originalidad de los juegos o ejercicios que se apliquen sino en que éstos tengan la capacidad de adaptarse a las variantes que nos interese aplicar para que las asuman nuestros jugadores.

Posted in Rincón del CoachComentarios desactivados


Inscripcions obertes!

Basketvalles presenta

SEGUEIX-NOS A FACEBOOK

SEGUEIX-NOS A TWITTER

Anuncia’t a BasketValles

  • Anuncia't a BasketValles

BASKETVALLES a YouTube

  • Accedeix al nostre canal de vídeos

Seccions destacades

  • Vols recordar el millor 3x3 d'aquest Nadal?
  • Cine baloncestístico de primera
  • Basketball & Rock and Roll!

El millor bàsquet de formació de l’estat

Archivos