Tag Archive | "roger guardia"

Liga EBA: Roger Guàrdia i Marc Ruf tanquen una plantilla molt potenciada de cara al nou projecte del CB Castellbisbal a EBA


 

Marc Ruf i Roger Guàrdia són les dues últimes incorporacions del Castellbisbal, que per segona temporadadirigiran Raúl Martínez i Xavi Rego. Marc Ruf és un jove jugador de 2,04 m. d’alçada, provinent de l’equip júnior del C.B. L’Hospitalet, que ocuparà la posició de pivot. Per la seva banda, l’experimentat Roger Guàrdia completarà la rotació exterior de l’equip. Roger va iniciar la temporada passada a l’UE Sant Cugat de Copa Catalunya, tot ique posteriorment va incorporar-se al F.C. Barcelona “B”, on va finalitzar la temporada a LEB Plata. Amb aquestes dues incorporacions, el C.B. Castellbisbal dóna per tancada la plantilla per a la temporada 2015-16, amb els següents jugadors:


 

CB CASTELLBISBAL 2014-15 LLIGA EBA “C”

BASES:

David Camacho – C.B. Castellbisbal

Héctor de Castro – Nevaluz Écija

ESCORTES:

David López – C.B. Castellbisbal

Félix López – C.B. Martorell Solvin

ALERS:

Aleix Camprubí – C.B. Castellbisbal

Roger Guàrdia – F.C. Barcelona “B”

ALER-PIVOTS:

Sergi Solé – C.B. Castellbisbal

Adrià Camprubí – C.B. Castellbisbal

Marc Mañes – C.B. Castellbisbal

PIVOTS:

Isaac Fígols – C.B. Castellbisbal

Marc Ruf – C.B. L’Hospitalet

Veure Taula de Mercat Lliga EBA “C”

 

COS TÈCNIC

ENTRENADOR: Raúl Martínez – C.B. Castellbisbal

2n. ENTRENADOR: Xavi Rego – C.B. Castellbisbal

ENTR. AJUD. I SCOUTING: Òscar Luque – C.B. Castellbisbal

PREPARADORFÍSIC: Oriol Franch – C.B. Castellbisbal

FISIOTERAPEUTA: Jose Ortiz – C.B. Castellbisbal

DELEGAT D’EQUIP: Albert Tolón – C.B. Castellbisbal

 

C.B. CastellbisbalDepartament de Comunicació

Posted in Competiciones masculinas, Liga EBA MComentarios desactivados

El terrassenc Roger Guàrdia (UESC) dona el salt a LEB Plata fitxant pel FC Barcelona “B” a petició del tècnic Aleix Duran


 

Aleix Duran

L’escorta terrassenc de la UESC Roger Guàrdia fitxa pel FC Barcelona “B” de LEB Plata, on coincidirà amb el tècnic terrassenc Aleix Duran.

La marxa de Guàrdia coincideix en una setmana molt convulsa a nivell de club, on en plena crisi de resultats el tècnic Marc Guillem, segons la versió oficial del club, va presentar la seva renúncia al càrrec. Això, unit a la marxa d’un jugador fonamental en els esquemes de l’equip com és Roger Guàrdia, comporta grans canvis en l’estructura de la plantilla, cosa que en teoria s’anirà veient en el transcurs dels propers dies.

 

Guàrdia aterra al Barça "B" fent un important salt qualitatiu en la seva carrera

Aquest salt en la carrera de Guàrdia, que es va formar al planter de l’Sferic, és molt destacat, ja que el jugador havia jugat en les darreres temporades en equips EBA com el Sant Pere (2006-2007), Mollet (2011-12), Santfeliuenc (2012-13), o el Sabadell Bàsquet la temporda passada. A més, Guàrdia també va viure una bona experiència de 3 anys jugant als Estats Units, un d’ells a la NCAA Division I amb els Titans de Cal State Fullerton.

Aquesta incorporació segueix la política del club blaugrana de reforçar el seu filial amb determinats jugadors experimentats que ajudin a la formació dels seus joves talents, de manera que amb la presència d’aquest tipus de jugadors experimentats es compensi la gran joventut i projecció de futur dels seus joves valors. En altres temporades, jugadors com Ferran Laviña, Alfons Alzamora o Néstor Zamora ja han tingut aquest rol en el filial blaugrana.

 

Posted in Competiciones masculinas, Destacado, Jugadores/asComentarios desactivados

‘Bienvenido Mr.Guàrdia’ o el paréntesis americano de un egarense en la NCAA


 

Roger Guàrdia (Terrassa, 1985) se formó en las categorías inferiores del Sferic de Terrassa llegando a jugar en el primer equipo en la temporada 2003-04 hasta que fichó por el CN Sabadell un año más tarde en Copa Catalunya con el que jugó en dos buenas temporadas llegando a disputar la fase de ascenso a Liga EBA. De ahí al Sant Pere, cuando el club egarense competía en Liga EBA, y nuevamente al CN Sabadell para convertirse en un fijo de la rotación de la desparecida UB Sabadell (EBA) en condición de vinculado. Ese mismo curso, el 2007-08, fichó a media temporada por el desaparecido Basket Rubí en Copa Catalunya y, hasta su reciente fichaje por el CB Mollet (EBA), ha disfrutado un paréntesis de tres años viviendo experiencias vitales y baloncestísticas más allá del Atlántico ¿dónde? en la NCAA, la meca del baloncesto universitario estadounidense.

Guàrdia con su primer equipo en USA, los Cougars de Cuesta

Cruzar el charco es un sueño que siempre había tenido en mente. Aunque no es hasta verano de 2007, cuando vamos con mi familia a visitar un amigo, profesor de la universidad de Chicago, que hablamos oficialmente de la posibilidad de marcharme.

Tu primera experiencia fue en el Cuesta Community College, en California. ¿Cómo fue tu primera temporada en el baloncesto americano y como llegaste a esta institución?

A partir de la posibilidad de ir a jugar a Chicago, contacté con una agencia que encontraba becas universitarias para estudiantes españoles y ahí fue donde Cuesta se interesó por mi. Mi primera temporada fue de adaptación. Tuve minutos pero mi aportación al equipo no fue demasiado brillante. No hice grandes números y mi rendimiento fue bastante mediocre.

¿Y fuera de la pista? ¿Qué encontraste más chocante a nivel cultural en tu primera toma de contacto con el ‘American Way of Life’?

Llegas a un nuevo continente y ves que las cosas allí se hacen de forma distinta. Me impactaron muchísimo los habitos alimenticios de la gente. Allí no puedes ir a un restaurante entre semana y comer por 10 o 15 dólares. O vas a un restaurante bueno y te gastas 50$, o tienes que ir a un fast food, que es lo que hace la mayoría. En los supermercados la comida es cara, y a la gente le sale más rentable comer rápido y mal que hacérselo en casa. Es un tierra de muchos contrastes.

Tras tu primer año en Cuesta te planteas seriamente regresar a casa. ¿Qué motivos te llevaron a planteártelo y cuáles te impulsaron finalmente a renovar por el Junior College californiano?

Había distintos motivos que me hacían pensar si volver o no. No tuve una gran temporada y eso me decepciono un poco. Por otro lado el hecho de ir a Estados Unidos, es una inversión económica considerable, aunque tuviera una pequeña beca de la universidad. Casi todos los europeos que habíamos estado en el equipo (9) se volvían para casa, de manera que el equipo y ambiente cambiaban radicalmente en la siguiente temporada. La verdad es que había muchos interrogantes pero tenía la espina clavada de que podía haber dado mucho más. Así pues, volví para demostrarme a mi mismo que podía conseguir una beca para una universidad grande de primera división de NCAA.

Los Titans de Cal State Fullerton fueron el segundo destino del egarense en la Division I de la NCAA

Sí, trabaje muy duro sobretodo durante el verano y en la pretemporada. A nivel colectivo también se trabajó muy bien, aunque no teníamos la mitad de talento que la temporada anterior, la gente supo desde el principio sus roles. Hubo un compromiso y una complicidad que solo hizo que ganar fuera más fácil.

Tras dos años en un junior college y dominar bien las costumbres y el idioma te llega una oferta de un equipo de la NCAA Division I como Cal State Fullerton. ¿Cómo fue el proceso de incorporarte a una universidad de primer nivel?

El cambio fue considerable pero el hecho de que fuese allí durante el verano, hizo que la transición fuera un poco más fácil. Fullerton es la segunda universidad con más estudiantes en California después de UCLA, y encontrar todas las clases y tenerlo todo en orden a veces se podía hacer un poco caótico. Por suerte, los deportistas disfrutan de muchas ventajas y, en especial en mi caso que venia del extranjero, Fullerton me ayudó mucho en la adaptación.

¿Encontraste muchas diferencias entre jugar en Cuesta y en toda una universidad como la de Fullerton?

El salto es básicamente cualitativo, tanto en el ámbito académico como en el deportivo. Las clases son un poco más complejas, y con más exigencia. En el tema baloncestístico, primera división es mucho mas física que Junior College. Jugadores más grandes, mas rapidos y sobretodo con mucho más talento.

¿Cómo fue tu temporada en Cal State?

Fue muy positiva pues viví experiencias inolvidables. Disfruté de minutos al principio y tuve partidos buenos pero un cambio radical en la dirección técnica me relegó en el banquillo más de lo debido.

¿Qué se siente al ser un rookie en la Division I de la NCAA con 25 años mientras la mayoría de jugadores finalizan el periplo universitario con  22 o 23 años?

Yo creo que fue una anécdota más que nada. De hecho, mucha gente ni lo sabía pero sí que piensas que te hubiera gustado hacerlo unos años antes para disfrutarlo al máximo. Fue una mala suerte que no me dejaran jugar el otro añoo que me tocaba por las reglas NCAA pero aun así me sentí un privilegiado por dónde estaba y de dónde venía. Siempre me sentí un chico con suerte. El hecho de ser un rookie hace que estés aprendiendo constantemente, pues la fase de adaptación con el cambio de nivel no es fácil y pocos jugadores tienen buenas temporadas los primeros años.

Guàrdia cargando una suspensión desde el perímetro

Jugamos contra jugadores que actualmente están en equipos NBA. Fuimos a jugar contra la universidad de Arizona donde jugaba el numero 2 del draft del año pasado Derrick Williams (actualmente compartiendo camiseta con Ricky Rubio en Minnesota). También jugamos contra la universidad de Southern California donde jugaba Nikola Vucevic (numero 16 del draft, juega actualmente en los 76ers). Mark Payne fue un jugador destacable de la universidad de California  Davis. No fue drafteado y juega en el Unicaja de Málaga. La verdad es que jugamos contra jugadores de muchísimo nivel, donde muchos tienen nivel para jugar en ligas profesionales en Europa o Estados Unidos. Sin duda alguna, el jugador con más potencial y que me sorprendió más fue Williams. Es una bestia físicamente, muy coordinado y con buena mano desde fuera.

Hablemos ahora del extraño mundo de las normas de la NCAA. Una competición que mueve millones  de dólares a nivel de publicidad y difusión pero que, sin dudarlo, es capaz de sancionar a un jugador por aceptar regalos. ¿Cómo se vive dentro de la competición universitaria esta dinámica que a nosotros se nos hace tan extraña?

La NCAA es bastante criticada en el panorama norteamericano también. A la gente se le hace difícil de entender que el 100%  de los derechos televisivos, que son multimillonarios, vayan a la NCAA. Los entrenadores por su parte, también cobran salarios altísimos llegando a más del millón de dólares (anualmente). Aquí los únicos perjudicados son los jugadores, que en un principio son amateurs y no pueden recibir ningún tipo de regalo, compensación, etc. La beca, en teoría incluye solo los estudios, libros, los viajes y dietas pagadas, y unos 1000 dólares mensuales para gastos de comida y alojamiento. Aunque parezca mucho, y sí, los jugadores vivimos muy bien, se nos saca un partido que no es equiparable a las ganancias de la NCAA o entrenadores. La verdad es que hay cosas que no tienen sentido.

En el baloncesto NCAA el periplo máximo de un jugador en un equipo es de cuatro años pero, por haber disputado una liga ‘oficial’ en España, las reglas te privaron de cumplir una temporada más en Fullerton. ¿Cómo te comunicaron y encajaste la noticia?

Pues sí, no pude jugar el último año. Me lo dijeron el verano que había de empezar a jugar con Fullerton. Lo encajé bien la verdad. Sabía que había la posibilidad de que no me dieran ni un año para jugar en primera división, y el hecho que me dieran una temporada fue una bendición para mi. Obviamente, me hubiera encantado jugar los dos años y completar el ciclo de cuatro temporadas.

Con el dorsal 11 y su nombre grabado a la espalda en plena acción defensiva

En España nunca llegué a estar a un nivel 100% profesional así que es difícil de comparar pero el nivel NCAA lo vi muy alto, sobretodo con las grandes universidades. Los jugadores son verdaderos atletas, algunos no muy talentosos pero con mucha capacidad para rebotear, correr, defender, etc. Los entrenamientos son definitivamente otro mundo. Ahí estás para jugar al baloncesto y hay momentos en que hasta te hacen sentir un esclavo. ¡Es de locos! Algunas veces, dobles sesiones con entrenamientos a las 6 de la mañana, entrenamientos físicos de más de 3 horas el día antes de partido… Los entrenadores te llevan al límite literalmente, para que estés capacitado física y mentalmente para las peores situaciones. En mi opinión, creo que lo llevan a extremos excesivos, pero todo esto te hace madurar. Allí todo el mundo sueña con la NBA y te hacen ver que no es fácil, que hay mucho sudor de por medio. El tema de las aficiones y los estadios, pues una gozada la verdad. Hay de todo, dependiendo contra la universidad contra la que juegas, pero lo dicho, contra las grandes, los pabellones llegan a llenarse con mas de 10.000 personas. Si además le añades televisión, cheerleaders, speakers y demás se convierte en un ambientazo difícil de ver en otros sitios.

¿Qué similitudes hay entre el estilo de vida de un gran campus como el de Cal State y el que hemos visto en infinidad de películas juveniles americanas como American Pie, Desmadre a la Americana o Porky’s? ¿Fraternidades, animadoras, fiestas en casas particulares, deportistas estrella o simplemente tópicos?

¡Todo son tópicos pero que suceden en la realidad! El ambiente universitario es, a grosso modo, similar al de las películas. Se hacen las fiestas en las casas, donde el deportista es conocido y reconocido, y el desmadre es constante. Los estudiantes viven con otros estudiantes, sin padres. Se crea en el campus y en los alrededores una atmosfera donde hay básicamente solo gente joven con ganas de pasárselo bien. Siempre hay actividades reclutamiento por parte de las fraternidades, conciertos, fiestas, Halloweens… Siempre hay algo que hacer y se disfruta porque es algo totalmente diferente a España.

Guàrdia ante la celebración de sus compañeros

Sí, al final me quedé un semestre más sin jugar pero con los estudios pagados (es una de las posibilidades que tiene el deportista) para terminar los estudios de filosofía. Me decidí por estos estudios porque era algo que siempre me había interesado y la excusa para poder dominar el inglés a la perfeccion. Es una carrera que requiere de mucha lectura donde hay que ser capaz de escribir bien y tener sentido critico.

Respecto a jugar en el Mollet solo decir que es una gozada jugar al lado de mi hermano, es la primera vez que pasa y estamos aprendiendo mucho el uno del otro, eso sí, ¡Los piques son constantes! Jonathan Ramírez, Griso y Hernán Olaguibe llevan el peso del equipo, pues llevan años en la categoría y tienen mucha experiencia. El nivel en EBA es bueno, es un juego distinto al que estaba acostumbrado en Estados Unidos y aún me estoy adaptando.

¿Cuáles son tus objetivos, a nivel individual y colectivo, en lo que resta de temporada?

A nivel colectivo mi objetivo sería alcanzar los play-offs de ascenso aunque es difícil y la liga esta muy igualada. Se tiene que ir partido a partido. Si el equipo es capaz de defender, seremos capaces de llegar lejos, porque tenemos talento de sobras en ataque. A nivel individual me conformo con disfrutar con el baloncesto, recuperar las buenas sensaciones y ponerme a tono. Recuperar la forma, el bote o el tiro son cosas que aun tengo que mejorar. Poco a poco, con minutos y entrenos ya se irá mejorando. Pero lo dicho, cuando uno disfruta y trabaja, es mas fácil mejorar.

Pues mejorar se ha dicho. Suerte y bienvenido a casa Mr.Guàrdia

Q. Gómez

Posted in Jugadores/asComentarios desactivados


Inscripcions obertes!

Basketvalles presenta

SEGUEIX-NOS A FACEBOOK

SEGUEIX-NOS A TWITTER

Anuncia’t a BasketValles

  • Anuncia't a BasketValles

BASKETVALLES a YouTube

  • Accedeix al nostre canal de vídeos

Seccions destacades

  • Vols recordar el millor 3x3 d'aquest Nadal?
  • Cine baloncestístico de primera
  • Basketball & Rock and Roll!

El millor bàsquet de formació de l’estat

Archivos